jueves, 14 de julio de 2011

Una nueva etapa

Ahora que he terminado la universidad, ha dado comienzo una nueva etapa en la que cada vez estoy más cerca de abandonar la condición de cuasieconomista. Sólo el tiempo lo dirá. De todos modos, no puede negarse que una nueva etapa requiere, por norma general, un lavado de cara que dé cuenta de nuevas inquietudes, nuevos enfoques y, cómo no, nuevas aspiraciones. Es por eso por lo que este blog se traslada. No obstante, como decía, no se trata simplemente de un cambio de lugar; pero eso a la larga prefiero dejarlo a vuestro juicio. Ahora, si queréis seguirme tal y como lo haciáis antes, y si tengo la suerte de poder seguir contando con vuestra presencia, podréis encontrarme en Expectativas racionales, el nuevo blog de Politikon. ¿Cómo? ¿Qué todavía no lo conocéis? ¡A qué esperáis!

Por último, gracias a todos por estos años en los que, con todos sus altibajos, me habéis seguido. Lo digo especialmente por aquellas personas que, independientemente de lo que pudiese escribir, fuese mejor o peor, más acertado o menos acertado, siempre tenían tiempo para leerme, comentarme o incluso votarme incondicionalmente. A ellas, especialmente, muchas gracias. Por lo demás, os espero, como siempre, en la que desde ahora espero que sea vuestra nueva casa. ¡Nos vemos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada