martes, 4 de mayo de 2010

La función de demanda (II): excedente del consumidor

En esta entrada, y en consonancia con las anteriores, vamos a tratar de presentar un concepto súmamente importante en el análisis de la función de demanda: el excedente del consumidor. Éste se define como la ganancia neta que experimentan los consumidores en función de su disposición máxima a pagar y el precio efectivo en ese mercado.¿Cómo lo calculamos? Para entenderlo mejor, recuperemos nuestra gráfica de la función de demanda:


Supongamos que en el mercado de refrescos de cola una lata de refresco vale de media 1,25 €. Nuestra función de demanda nos indicaría entonces que 986 individuos (en nuestra encuesta estimábamos 1.000) estarían dispuestos a comprar. Recordamos a su vez que esta cantidad incluye tanto los consumidores que estarían dispuestos a pagar "como mucho" 1,25 € y también aquéllos que, al estar dispuestos a pagar un precio máximo mayor, también están dispuestos a pagar éste que es menor. Obviamente, los consumidores que "como mucho" estaban dispuestos a pagar 1,25 € no se llevan ninguna alegría ante el precio del mercado. Es más, probablemente sean de los que digan: "Los fabricantes de refrescos pueden estar agradecidos de que les compremos latas a este precio. Como suba lo más mínimo, pueden estar seguros de que dejaremos de comprarles". Sin embargo, muchos otros consumidores hubieran estado dispuestos a pagar un precio mayor por conseguir una lata de refresco, y el hecho de que el precio efectivamente sea más bajo si les supone toda una alegría

Ahora bien, ¿cómo podríamos estimar esa "satisfacción" experimentada por los consumidores ante precios más bajos de los que hubiesen estado dispuestos a pagar como máximo? En esencia, podemos hacerlo calculando el área que queda comprendida entre el precio efectivo y el precio máximo declarado debajo de la función de demanda. Los que sepan algo de matemáticas ya se habrán percatado de que, en definitiva, hablamos de calcular una integral definida para el intervalo definido por el precio efectivo y el precio máximo, como decíamos antes. En nuestro ejemplo, el precio máximo es el se relaciona con una demanda nula (de ahí que lo incluyésemos en la entrada anterior) y que se corresponde en nuestra función con 3,20 € (en nuestra encuesta, 3,25 €). Gráficamente:


En términos númericos, obtendríamos que el valor del área sombreada en la gráfica es apróximadamente de 558. Este valor, en realidad, puede considerarse la "utilidad" ganada por los consumidores ante la diferencia entre el precio efectivo y el precio máximo que habrían estado dispuestos a pagar. Aunque en abstracto no parece decirnos demasiado, su potencial se hace patente en las comparaciones. Así, supongamos ahora que el precio efectivo en el mercado de refrescos de cola es de 1,75 €. La nueva situación sería la siguiente:


En este caso, el área sombreada en la gráfica valdría apróximadamente 212, con lo cual se aprecia claramente una pérdida en el excedente del consumidor o en la "utilidad" experimentada por los consumidores en el mercado. Es decir, si los precios de las latas de refresco de cola suben de 1,25 € a 1,75 € los consumidores pasarían a perder 558-212 = 346 unidades de "utilidad" o "satisfacción", o también podríamos decir que ésta se reduciría un 62 % (en términos reales, y como puede verse en la gráfica, se traduciría en que casi 500 consumidores dejarían de estar dispuestos a comprar, con lo que la pérdida del excedente es equivalente a la "utilidad" que esos consumidores experimentaban). Consideremos un caso más y supongamos ahora que los precios de las latas de refresco de cola suben hasta 2,25 €. En tal caso:


Ahora, el excedente del consumidor sería tan sólo de 66. Por tanto, la "pérdida" experimentada por los consumidores al pasar de un precio de 1,25 € a 2,25 € sería en total de 558-66 = 492, o en otras palabras, un 88 %; lo cual, incluso teniendo presente el caso anterior, no es nada desdeñable.

La comparación entre distintos excedentes del consumidor nos permite hacernos una idea sobre cuál es la posición relativa de los consumidores en un mercado. Ante un excedente del consumidor elevado, podemos suponer que los consumidores se encuentran en una buena posición (bien porque los precios no son elevados, bien porque su disposición máxima a pagar es elevada, lo cual podría llevarnos a pensar que los consumidores tienen un elevado poder adquisitivo). Los problemas pueden aparecer cuando observamos descensos en ese excedente del consumidor, ya que ello puede deberse tanto a subidas en los precios como a un descenso en la renta de los consumidores (lo que les lleva a estar dispuestos a pagar menos por cada producto). Este concepto, si bien es central en la Microeconomía, recoge especial importancia bajo el análisis de la Economía Pública, disciplina que, entre otros objetivos, persigue la maximización de este excedente del consumidor en los mercados.

Aclarado este concepto, quiero resaltar un hecho que he mencionado previamente, y es que el excedente del consumidor generalmente desciende ante subidas en los precios. Sin embargo, estos descensos no son proporcionales. Sin ir más lejos, vemos como ante una subida de los precios de 1,25 € a 1,75 € el excedente del consumidor se reducía en un 62 %, mientras que ante una subida de 1,75 € a 2,25 € éste ahora se reduciría un 68 %. Éstas diferencias se deben a la forma que tenga la curva dibujada por nuestra función de demanda, y a su vez, guardan una íntima relación con otro concepto que trataremos en la siguiente (y de momento última) entrada de esta serie: la elasticidad-precio de la demanda.

6 comentarios:

Citoyen dijo...

¿Quieres un tema para el proximo post?

-¿Que relacion existe entre el excedente del consumidor, el concepto de eficiencia de Pareto y los criterios de compensacion?

Ramón Mateo Escobar dijo...

Hola Citoyen,

Me pides, en pocas palabras o al menos así lo he entendido, que hable de los Teoremas Fundamentales de la Economía del Bienestar, ¿no? Lo digo para no irme por las ramas llegado el momento :p

Si es así, en verdad es un tema muy, muy interesante. Te tomo la palabra, así que puede decirse que añadiré una entrada complementaria más a este tema de las que tenía previstas. Me lo tendré que preparar, de todos modos.

Gracias por la propuesta ;)

Citoyen dijo...

Bueno, no exactamente o al menos no solamente. El criterio de pareto es un concepto ordinalista de inspiracion walrasiana. El excedente del consumidor es un concepto cardinalista de inspiracion Marshalliana. Los dos llegan a conclusiones similares respecto a cuando los mercados funcionan mejor o peor. La filosofia declarada de los economistas es la paretiana; pero en la practica, seguimos usando el "denostado" analisis de excedentes para un monton de cosas- organizacion industrial, economia publica, etc,... Por otro lado, tenemos los conceptos de Variacion Compensada y Variacion equivalente que son, al menos segun Hicks, la "version" ordinalista del excedente del consumidor. Lo que te sugiero es que compares los dos enfoques a ver lo que sale.

Piensalo, yo no lo tengo nada claro.

Ramón Mateo Escobar dijo...

Uhm, sí, en verdad el tema tiene su miga, pero como decía, no deja de ser interesante (además de trabajar en un montón de campos: funciones de demanda, excedentes, eficiencia económica, economía pública y del bienestar, etc.).

Intentaré prepararme y darle vueltas, a ver si consigo relacionar todos los términos y sacar una posible explicación "coherente" del asunto. Si no, cosa que no me extrañaría, al menos puede que sea capaz de exponer el estado de situación de la forma más clara posible.

Nuevamente, gracias por la propuesta. Estate atento a próximas novedades :)

Ramón Mateo Escobar dijo...

No obstante, y ahora que ya le estoy dando vueltas, las relaciones entre conceptos de índole cardinal y ordinal nos lleva un poco a la discusión que mantuve con Albert Esplugas con motivo del tema de la utilidad y de si ésta es una variable mensurable o únicamente ordenable (a fin de cuentas, estamos hablando de lo mismo en tanto hablamos de eficiencia).

De hecho, bien podríamos acabar en una discusión más de corte epistemológico que económica propiamente dicha. Y eso es algo que resulta difícil de integrar... Veremos qué puede hacerse.

P.D. Le debo una última réplica a Albert Esplugas (no, no me olvido). Puede que aproveche la propuesta de Citoyen para contestarle definitivamente (y cuando digo "definitivamente" quiero decir "momentáneamente") ;)

Ghanshyam Panwar dijo...

Hi Dear,


I Like Your Blog Very Much..I see Daily Your Blog ,is A Very Usefull For me.

You Can see also my services.....

Muchosseguidores a Comprar seguidores desde 1,75€ para Aumento de seguidores e interacciones en redes sociales como Facebook, Twitter, Instagram, Youtube y más.



Visit Now - Comprar Seguidores Desde 1,75€
----------

Publicar un comentario